Espai on poder compartir, mares i pares, una de les experiències més importants de la nostra vida: tenir un fill/a

La primera sesión del curso de Reflexología Podal Infantil siempre la dedico a poner atención a la utilidad de los síntomas que padecen nuestr@s hij@s. Pongo mucho énfasis en diferenciar las enfermedades de sus síntomas los cuales son la forma que tiene nuestro cuerpo de combatir a los ataques externos, es decir, a los gérmenes, virus, alérgenos etc. La mucosidad es una barrera para impedir la entrada a nuestro organismo de elementos extraños, la tos, los vómitos o las diarreas, importantes formas de expulsión, pero la gran aliada de nuestro cuerpo es, sin duda, la fiebre.

Como actua nuestro sistema inmunológico frente a un virus o una infección, por ejemplo? Una de sus herramientas más efectivas es aumentar la temperatura corporal i el ritmo cardíaco (fiebre) para conseguir, en primer lugar, que los cuerpos extraños no puedan sobrevivir ni reproducirse a tan alta temperatura y la anulación de la acción de las toxinas y, en segundo lugar, un aumento del riego sanguíneo que permita limpiar los residuos nocivos con mayor rapidez.

La Doctora Shora (médica y colaboradora de El País, en su articulo Bajar o no bajar la fiebre, he ahí la cuestión, alerta de los riesgos de afectos adversos que provoca bajar la fiebre y desmiente el mito extendido que hace que mucha gente piense que bajar la fiebre acorta las enfermedades.

Así mismo recuerda que:

Lo primero que debemos tener en cuenta sobre la fiebre es que es un mecanismo de defensa natural, que se produce, casi siempre, en respuesta a una infección en el que los microbichos habituales suelen ser principalmente los virus y, con menor frecuencia, las bacterias. Por tanto, la fiebre en sí misma no tiene por qué ser mala, ni muchísimo menos. De hecho, múltiples estudios constatan que dificulta la proliferación de virus y bacterias y que mejora la respuesta del sistema inmune desde diversos frentes.

Leer artículo completo

Así que, madres y padres, os recomiendo que, cuando a vuestros hijos les suba la temperatura, primero de todo reconozcáis la gran labor que está haciendo su cuerpezito y la gran capacidad de autocuración que tiene, y que no actueis si la fiebre se mantiene por debajo de los 39 grados y si llega este momento, pensaseis en las muchas formas que hay para ayudarles antes de darles ibuprofeno o paracetamol como:

  • Cuerpo a cuerpo. Desnúdate y pon su cuerpo contra el tuyo bien tapaditos en la cama, absorverás su calor.
  • Dale agua fresca para beber. Se tiene que prevenir la desidratación.
  • Masajea sus pies. La reflexología es muy efectiva, aún sin saber como aplicarla con precisión.
  • Utiliza remedios naturales como el zumo de limón o la infusión de tomillo, menta o sauce.
  • Pregunta a tu médico por la homeopatía.

De todas estas formas estarás ayudando al cuerpo de tu hij@ a combatir la enfermedad en lugar de ir en su contra.

Anuncios

Comentarios en: "La Fiebre, Un Ataque o Una Aliada?" (2)

  1. Moltes gràcies pel consell! Em podeu recomenar alguna lectura relacionada?

  2. Gràcies per l’article, fa dies que m’ho pregunto… i ves per on, m’has respost el que necessitava.
    Rosa (La Font)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: